6 reglas para mantener el estilo en invierno

Llegó la hora de despedirse de la nostalgia del invierno y sacar tu yo más sexy. Dile hola a los colores y haz espacio en el armario para prendas calentitas y chic.

1. Vístete para impresionar

¿Hace frío y viento fuera? Que las bajas temperaturas no te detengan. Olvídate de tener los pies congelados con un par de botas de invierno. Son perfectas para combinarlas con vaqueros pitillo, aunque irán bien con cualquier prenda. Una capa será el arma definitiva contra el clima invernal. Consejo de estilo: elige colores que puedas combinar fácilmente con todo (azul marino, gris, burdeos…).

2. Dale una oportunidad al rojo

¿Quién dijo que solo se pueden llevar colores oscuros en invierno? Dale un toque de pasión a tu look con un bolso de mano rojo. Te sentirás sexy, poderosa y atractiva al instante. Consejo de estilo: ata un pañuelo de seda al asa como lo hacen las fashionistas.

3. Siéntete sexy también en el interior

Es un hecho: cuando llevas lencería sexy, te sientes también más sexy, aunque nadie sepa lo que llevas debajo de la ropa. Año Nuevo es el momento perfecto para renovar el cajón de la lencería. Deja atrás los sujetadores aburridos y haz que uno de flores sea tu secreto más íntimo.

4. Dale color a tu rostro

En esos días en los que nos vemos a nosotras mismas extremadamente pálidas, como esquimales debajo de toneladas de ropa, una pizca de color hará un milagro por ti: coge un labial mate intenso, da forma a tus ojos con un delineador de larga duración, hidrata tus manos (clave en los días más fríos) y elige un esmalte de uñas vibrante que le dé nueva vida a tus manos. Consejo de estilo: si no tienes mucho tiempo para manicuras, elige un esmalte con acabado en gel.

5. Elige una fragancia apasionada

Los días de invierno permiten que tu imaginación vuele. Es hora de despertar la pasión, y las fragancias Musk tienen un papel en este juego sensual: para ellas, un aroma romántico y misterioso para desvelar algunos de sus secretos (nunca todos); para él, una fragancia poderosa para demostrar fuerza, confianza y masculinidad.

6. Chic también en casa

Después de un duro día de trabajo, nada te hace sentir mejor que llegar a casa, quitarte los zapatos y ponerte ropa cómoda pero a la vez femenina y un par de zapatillas súper chic. ¡Chicas, ha llegado la hora de relajarse!