Cejas perfectas para un look total

Cuando tus cejas son poderosas, te ves y te sientes poderosa. Por eso, cuando tus cejas están bien diseñadas sientes que puedes salir a la calle sin nada de maquillaje (bueno, que parezca que no llevas maquillaje, solo un poco de corrector, un poco de máscara de pestañas, quizá un poco de primer y un poco de bálsamo de labios…)

20170622_Perfect-brows-for-a-powerful-look_1

Pero, cuando decides maquillarte… ¡ay amiga! De repente te conviertes en una diosa preparada para brillar en la alfombra roja. Todo gracias a tus cejas. Siendo los pilares del rostro, armonizan todo el look. Si están bajo control, el resto está perfecto. Ayudan al maquillaje de ojos y contouring, sirviendo como referencia del rostro. Este control te ayuda a sentirte relajada, sabes que se mantendrán perfectas para el resto del día, sin apenas retoques (perdonad labios, las cejas son mejores aliadas).

A pesar de ser una experta en belleza, nunca intentes arreglarte las cejas por ti misma, a no ser que:

  1. Estés completamente segura de tu técnica
  2. Tengas una guía fiable

¡Y no hablemos de la cera! El más mínimo fallo te llevará al mayor desastre sin vuelta atrás. Las cejas crecen despacio, así que piénsatelo dos veces antes de depilártelas. Analiza la situación. Piensa en la asimetría. Piensa en las zonas despobladas. Nunca vayas muy lejos con este tema, y nunca, nunca lo hagas minutos antes de una cita importante.

Una vez aprendida la lección, sigue las reglas.

20170622_Perfect-brows-for-a-powerful-look_1

Es una verdadera tarea. Respira y tómate tu tiempo. Colócate frente al espejo y mírate a los ojos. Mira fijamente tus cejas. Vuelve a respirar hondo.

Cepíllate las cejas con un cepillo o peine especial. Este paso te permitirá ver claramente la forma real de tus cejas.

Ahora, céntrate en el principio, el final y la parte central y alta de la ceja. Respira hondo. Dibuja tres líneas imaginarias. La primera, desde el ala de la nariz hasta la esquina interior de la ceja. Haz una marca. La central irá desde el ala de la nariz hasta la parte más alta  alineada con el borde exterior del párpado. Haz una marca. La tercera, empieza desde el ala de la nariz, cruza hasta el otro lado del ojo y se cruza con la ceja. Ese será el final de la ceja. Haz una marca.

No te preocupes si hay más pelos fuera de esa marca, si es así deshazte de ellos sin dolor. Usa la pinza, nunca cera. La cera es más rápida, pero nunca tan precisa y cada milímetro cuenta. Dibujar las líneas imaginarias no es fácil. Usa un instrumento como guía, es similar a una navaja suiza. No es caro, dura toda la vida y realmente… funciona.

Sabes la tendencia de tus cejas. Haz que toda la ceja siga el mismo camino y elimina aquellos que no lo sigan. La parte más dura está hecha. Ahora, queremos que estén bajo control el día entero. Aplícate el “gel transparente” para dejarlas fijadas a lo largo de toda la ceja, incluyendo los vellos del final y aquellos más cortos.

20170622_Perfect-brows-for-a-powerful-look_2-es

Las cejas naturales son salvajes, desordenadas y a veces tienen zonas con menos vello del que deberían. Es momento de rellenar cuidadosamente. Cepíllalas y rellena las zonas menos pobladas con un cepillo viselado. ¿Cuál es el tono de sombra que más te pega? Aquella que coincida con tu color de cejas. Nunca elijas un color más claro o tus cejas parecerán desiguales. Y al revés, demasiado oscuro va a endurecer tu mirada. Si quieres un efecto más duradero, no olvides aplicar “el gel en stick impermeable”. Es muy fácil de aplicar y cómodo para llevar en el bolso.

¿Qué pasa si el arco de tu ceja no es suficiente y te gustan las cejas de Gigi Hadid? ¿Y si es muy agudo y lo prefieres suave?  ¿Tienes zonas sin vello? ¿Cejas muy cortas? Es el momento de volver a darles forma. Conviértete en una artista: usa el “gel en stick” o la sombra en polvo para hacer tus cejas más largas, más potentes o de la forma que más te gusten. Rellénalas con fuerza para un look rebelde, como el de Cara Delevigne. Déjalas más finas pero bien definidas para un look elegante y equilibrado, como el de Bella Hadid. Es sólo maquillaje, así que puedes convertirte en Cara un día y Bella otro. ¡Pruébalo!