Cómo combatir el envejecimiento prematuro de la piel

Actuar a nivel interno y externo se convierte en la mejor forma de luchar contra los daños que los radicales libres ejercen sobre nuestra piel. Te contamos cómo hacerlo de la forma más sencilla.

20170629_Stop-the-premature-aging-of-your-skin_1

Es mucho más fácil prevenir el envejecimiento prematuro de la piel que revertirlo. Además del inevitable paso del tiempo, frente al que poco podemos hacer, existe otro tipo de envejecimiento provocado por agentes externos que sí puede evitarse o, al menos, minimizarse. Sí, ese que llamamos envejecimiento prematuro.

Hablamos del resultado de los malos hábitos de vida y otros factores externos que afectan y dañan la calidad de nuestra piel. Si conseguimos entender bien cómo funciona este proceso, podremos entonces combatirlo. Si lo queremos ver de una forma sencilla, basta con saber que la piel se compone de dos capas, -dermis y epidermis-, y ambas pierden hasta un 20% de su grosor debido a estos agentes externos, lo que ocasiona ese envejecimiento que intentamos prevenir.

Y no es cuestión solo de mujeres. Según el estudio State of Men, ocho de cada diez hombres ya integran en su rutina diaria la preocupación por la piel y signos de la edad.  Por eso, además de cremas, hay que beber mucha agua, consumir alimentos antioxidantes y sí, intentar olvidarse del estrés, una de las enfermedades del siglo XXI. Y no es cuestión de géneros.

Protección frente a la exposición del sol

El sol es causa principal del envejecimiento de nuestra piel. Puede causar hasta el 90% de este proceso. Aunque no nos demos cuenta, incluso en invierno, estamos expuestos a él.

El uso de crema protectora, debe ser un gesto integrado en nuestra rutina diaria. Elige una crema que te aporte los efectos buscados (dar un toque de color a tu piel, hidratación, corrección de imperfecciones…), pero principalmente protectora. Especialmente en verano. Recuerda que el rostro es una de las zonas más sensibles y necesita aplicación diaria de una protección máxima, como SPF 50.

20170629_Stop-the-premature-aging-of-your-skin_2

Una dieta rica en antioxidantes

Una alimentación incorrecta deriva en la producción de radicales libres, acelerando el envejecimiento de nuestro cuerpo en general. Eliminar alimentos inadecuados y sustituirlos por otros ricos en antioxidantes ayudará a ralentizar este proceso.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y se ve afectado por la alimentación. ¿Qué es lo más recomendable? Alimentos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes para evitar el daño oxidativo causado por los radicales libres del ambiente. Frutas, verduras, legumbres, frutos secos y ácidos grasos omega 3, (como el salmón o el aceite) se convertirán en tus mejores aliados para esta lucha contra el envejecimiento.

Dormir significa descansar

El sueño es un elemento fundamental para mantener nuestra piel en buen estado. Mientras dormimos, se produce el rejuvenecimiento de las células sanas.

Precisamente por esa regeneración, las horas que pasas en la cama descansando suele ser el momento perfecto para regalarle a tu piel los mejores productos en cuanto a tratamientos de belleza. Busca una crema con una textura agradable que reduzca los poros y mejore la claridad y la textura de tu piel. Con una aplicación de dos o tres veces por semana, será suficiente.

20170629_Stop-the-premature-aging-of-your-skin_3

Frena los efectos de la polución

Además del sol, la contaminación es uno de los agentes más dañinos para nuestra piel. Por eso, es muy importante el hacerse con un buen fondo de neceser con los productos que nos protejan, nos hidraten y, por supuesto, corrijan y reparen. Exfoliar la piel para eliminar todas las células muertas y los efectos de la polución se convierte en una rutina semanal obligatoria.

Los productos para ello son muy variados, pero uno de los más cómodos es el que viene en discos con el producto impregnado. Sus beneficios, además, ayudan a reducir los poros y afinar el aspecto de la piel.

20170629_Stop-the-premature-aging-of-your-skin_4

Lucha contra el estrés

El vivir acelerado y con la sensación de no tener tiempo para nada reduce la capacidad del cuerpo para funcionar correctamente. Muchos nos percatamos de que, cuanto más agobiados estamos, más propensos somos a envejecer prematuramente, – y ya no sólo con respecto a nuestra piel-. Utiliza un sérum enriquecido con vitaminas que te aporte toda la luminosidad que la falta de descanso te haya provocado. Pero intenta siempre organizarte, pensar siempre en positivo y ver las cosas con perspectiva. Corriendo se puede llegar antes, pero es mejor disfrutar del camino.