Las diez mejores lecciones que aprendiste de tu madre

No podrías estar más orgullosa de tu madre, es tu mejor amiga, tu profesora, tu consejera, tu confidente. Hay tantas razones por las que piensas que tu mamá es la mejor que no podríamos decirlas todas. Pero, sí podemos ayudarte a identificar las diez mejores lecciones de vida que ella te enseñó.

El primer domingo de mayo es para ella, porque es el mes de las flores, colores vibrantes y la alegría. Y una madre se merece todo eso y mucho más. Es tu pilar, siempre te da amor incondicional y apoyo. Estas son las lecciones que ella te ha enseñado inconscientemente que te acompañarán el resto de tu vida. Continúa leyendo y te darás cuenta que tienes mucho que agradecerle.

20170504_10-Lessons-you-got-from-your-mom_1

1.Amor propio: Te ha enseñado a ser respetuosa, cariñosa y sensible ante los demás. Pero siempre ha hecho todo lo posible para hacerte saber lo que vales. Cuando pensabas que no lo lograrías, ella estuvo ahí apoyándote con palabras dulces como “¡No te rindas! ¡Tú puedes hacerlo! ¡Eres más que capaz de alcanzar cada una de tus metas!”. Solo esa voz te puede animar en un instante y llenarte de energía positiva para seguir adelante. Y claro, ahora no quieres defraudar a tu fan número uno.

2.Amor incondicional y apoyo. Ella te ha amado desde que supo que estabas en camino. Siempre sin importar nada, te dará toda la ayuda y apoyo que necesites. Agradécele por haberte inculcado ese tipo de amor y compromiso, que vas a poner en práctica durante toda tu vida. Te contamos un dato curioso: se ha comprobado que los niños repiten el comportamiento de sus padres y muestran los mismos valores enseñados durante su niñez el resto de sus vidas.

 3.Libertad e independencia: ¿Quién no ha escuchado a su mamá decir “anda”, “hazlo”, “viaja”, “conquista el mundo”, “no hay nada inalcanzable”?. Ella sabe que una mujer libre, determinada e independiente que tiene el poder de elegir en su vida es una persona feliz y realizada. Por lo que mantiene a cualquier miedo lejos de ti y te empuja a crecer, estudiar, viajar, experimentar nuevas cosas, desarrollarte personal y profesionalmente.

4.El pasado, pasado está: Todos hemos pasado por experiencias malas en el pasado. Pero tu mamá siempre ha estado ahí para decirte que el tiempo lo cura todo y te da las respuestas correctas de la vida. Es muy sabia ¿no? Ahora sé que lo que me hizo sufrir en el pasado quedó ahí y ya no me atormenta. Además, fallar no es un error cuando aprendes mucho de ello. Siempre la recuerdo diciendo “La vida es un proceso continuo de aprendizaje” o “detrás de la tormenta, siempre viene la calma” ¡Qué razón que tenía! 

20170504_10-Lessons-you-got-from-your-mom_2

5.Fortaleza emocional: Te ha enseñado que no hay obstáculos que puedan detener a la mujer que quieres ser. Es fuerte como una roca, se levanta, se sacude el polvo y sigue adelante como una verdadera luchadora, como una súper mujer para ti y para el resto. Recuerda que si tu mejor maestra puede hacerlo, tú también.

6. Responsabilidad: Ella es simplemente la mejor enseñándote que cada acción tiene su consecuencia, y que estás más que preparada para eso. Aunque no haya decisiones buenas o malas, ahora gracias a ella eres consciente de que no eres una observadora en la vida, tú creas tu propia realidad basada en las decisiones que tomas y el impacto que viene de ellas. De eso se trata la vida: causa y efecto.

7.La perfección es un mito: Las mamás lo saben bien. Por lo que ella siempre te hará aterrizar en la realidad cuando quieras que todo salga color de rosas. Te ha enseñado a ser sincera contigo misma y a mantenerte realista, ya que cosas inesperadas fuera de tu control siempre pasan, y simplemente tienes que aceptarlo con valentía. 

20170504_10-Lessons-you-got-from-your-mom_3

8.La sabiduría viene con la edad: Tu mama habla por experiencia, no lo dudes. Ahora entiendes todos sus famosos “Te lo dije”, “Lo entenderás cuando seas mayor”, “no hay nada que hagas que yo ya no haya hecho” y sabes que tenía toda la razón. Ella tenía tu edad antes y ya ha pasado por esos caminos; por lo que ahora tiene el conocimiento y experiencia, así que escúchala más a menudo para evitar caer en los mismos errores.

9.Lealtad: Nuestras madres guardan nuestros secretos mejor que nadie, porque son las amigas más discretas y leales. Cuando le dices que no diga nada a tu padre o hermano, sabes que sin duda te guardará el secreto y te dará ayuda adicional para solucionar cualquier problema, grande o pequeño. 

10.Respeto: De ella has aprendido que todos tienen una voz, algo que decir y merecen la oportunidad de ser escuchados, sin importar lo diferentes que sean esas opiniones a las nuestras. Gracias a ella, eres una persona abierta, adaptable y compartes tus ideas de forma respetuosa. En resumen ¡tu madre es la mejor! Sabe que eres única, te adora tal como eres. Y tú sientes lo mismo por ella, aunque no lo digas a menudo. Deberías recordar eso todos los días, pero hoy, agradécele más que nunca por haber sido tu guía y haberte enseñado todas esas prácticas y útiles lecciones de vida.