Todo lo que necesitas para un día de playa perfecto

Parece fácil, pero cuando llegas, algo te falta. Para sacarle partido a tus días en la arena, hay que hacer una buena bolsa de playa. Anótate todo lo que tienes que llevar.

Cuando oyes la palabra playa, te falta tiempo para salir corriendo. Tumbarte en la arena, darte un baño y un paseo por la orilla es un momento idílico, pero puede convertirse en algo aburrido (e incluso peligroso) si no tomas las precauciones necesarias para hacerle frente al sol. Antes de salir de casa, acuérdate de que tienes unos imprescindibles que llevar.

20170601_Tips-get-super-practical-on-a-beach-day-1

Prepara una buena bolsa de playa

En este caso sí, el tamaño importa. Está bien que lleves un pequeño neceser impermeable y transparente para meter el móvil o las llaves. Estará a salvo del agua y te será muy fácil encontrar las cosas. Pero la bolsa que sea grande, o al menos que tenga el tamaño suficiente para meter la toalla y todos los básicos que te vamos a contar.

20170601_Tips-get-super-practical-on-a-beach-day-2

Más que llevar mini paquetes que se llenan de arena y que, además, son susceptibles de perderse; lo más cómodo es llevarlo todo en una única bolsa como la Bolsa Térmica de Avon. Trata de evitar las que lleven accesorios de metal (que con el calor se calientan mucho) y escoge materiales que sean fáciles de sacudir y de lavar.

Un refrescante smoothie

Hidratarse por dentro es vital y más, pasando tantas horas bajo el sol. Llevar una botella de agua o prepararte un refrescante zumo en casa, te aporta, además, un extra de vitaminas y azúcar que te ayudará a mantener toda tu energía. Prepáralos tú misma con el Accesorio para hacer Smoothies, y añádeles hielo cuando los guardes, para que se mantengan fresquitos.

20170601_Tips-get-super-practical-on-a-beach-day-3

Toalla y sombrero, elementos básicos.

Una toalla o esterilla, como la Toalla de playa plegable de Avon, para tumbarse sobre la arena o para secarse la cara cuando sales del mar. El salitre reseca y la piel de tu rostro te lo agradecerá. Chanclas, para poder pasar por las duchas con toda seguridad y un sombrero para proteger tu cabeza del sol. Puedes sustituirlo por una gorra o un pañuelo, pero es incluso más importante que unas gafas de sol, pues con ellos protegerás también los ojos.

20170601_Tips-get-super-practical-on-a-beach-day-4

Un pareo

Porque sabes que, al final, acabas pasando por el chiringuito, aunque sea para saludar. Y no queda nada bien hacerlo envuelta en la toalla o, simplemente, en biquini. Además de una falta de respeto hacia los demás. Aprender a llevarlo con estilo es fácil y hay miles de nudos que puedes aprender para darle toques diferentes cada día. Puede hacer incluso, de toalla improvisada si te has olvidado de ella.

20170601_Tips-get-super-practical-on-a-beach-day-5

E ir estupenda significa también pensar en tu cabello. Gomas, pinzas y un peine desenredante como el Tanger Teezer® para desenredar tu pelo cuando sales del agua no está de más. Intenta que todos los materiales sean de plástico o tela, para evitar que se calienten con el sol y que puedan meterse sin problema en el agua.

Música y lectura

En la playa, no todo es tomar el sol o bañarse. Además de largos paseos por la orilla, puede ser un buen momento de ponerte al día con la lectura o relajarte con tu música. Prepara varias listas de reproducción, según tu estado de ánimo y llévate unos pequeños altavoces para que tus amigas puedan disfrutar de tu selección. Los Mini altavoces Bluetooth de Avon son muy ligeros y perfectos para llevar en tu bolso.

Y, sobre todo, mucha protección solar.

Te lo decimos al final para que sea lo primero que metas en la bolsa. Si hidratarse era indispensable, la protección solar es vital. No puedes salir de casa sin ponértela, pero tampoco dejar tu crema en casa. Asegúrate de llevar suficiente y de meter el bote en el bolso. Es más, hazte con una de tamaño mini para llevar una ‘dosis de rescate’ en ese neceser transparente de ‘cosas importantes’.

20170601_Tips-get-super-practical-on-a-beach-day-6

No ahorres en cantidad, pues has de reciclar su aplicación cada dos horas o después de un largo baño; ni tampoco en protección. Si eres muy blanca o son tus primeros días bajo el sol, busca una alta y vete rebajándola a medida que vayas cogiendo color. La gama de protectores solares de Avon Sun+ te ofrece todos los cuidados que necesitas, desde el primer día hasta el último.